El Entrenador de Fútbol.

Contenidos especialmente relacionados con la actividad del Entrenador y sobre el mundo del fútbol en general.

Enero, 2010

 

El Aprendiz de Futbolista

Jugar al fútbol no es excesivamente complicado, cualquiera puede pegarle patadas a un balón, lo difícil es jugar bien y eso es evidente que no todos saben hacerlo. Sin embargo es posible mejorar la técnica y la forma de jugar en el campo para sacarle el máximo provecho posible a las cualidades propias si se realiza una práctica de forma continuada buscando en todo momento aprender y mejorar.

Para empezar seria importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

1- Hay que recordar siempre que el fútbol es un deporte de equipo en el que se realiza un trabajo de conjunto. Este concepto hay que tenerlo en todo momento muy claro y mantenerlo permanentemente en la cabeza. Cuando se juega al fútbol no se hace para obtener un provecho a nivel individual. Se trabaja para el equipo y lo que se ha de buscar siempre es el beneficio del grupo por encima de las individualidades.

2- Para economizar energía durante un partido hay que procurar que se mueva el balón más que el cuerpo. Si se empieza corriendo de forma alocada, sin sentido y sin saber dosificarse, el futbolista acabara agotado en poco minutos y no podrá aguantar el tiempo completo que dura un partido. Hay un frase muy conocida en el fútbol que dice que "el balón nunca se cansa ", pues bien, esto hay que saber aplicarlo en todo momento. Que se mueva el balón y no el jugador.

3- Hay que saber presionar al rival y no dejarle que reciba el balón con facilidad. Si se está encima de él será más probable que cometa un error al recibir el esférico, pero si uno se mantiene alejado del contrario dejará que lo reciba con comodidad.

4- Se debe procurar siempre adelantarse a los movimientos del contrario. Realizar la anticipación cuando se vea que el balón está viniendo hacia donde uno está y tratar de llegar antes que el contrario. Para esta acción es muy importante emplearse con la rapidez necesaria.

5- Al contrario siempre hay que procurar sorprenderlo, por lo tanto se ha de intentar realizar movimientos que no sean muy obvios para que el oponente no adivine lo que se va a hacer. Procurar utilizar para sorprender, el cambio de ritmo, por ejemplo moverse rápido y de repente detenerse cuando el rival se vaya acercando a uno para cuando menos se lo espere volver a moverse rápidamente y sorprenderlo.

6- Si un jugador tiene el balón en su poder y está jugando por el centro del campo durante un partido y ve que en esa zona se acumulan muchos jugadores (compañeros o contrarios), debe de procurar mandar el balón a las bandas, a los compañeros que jueguen en ese espacio y desde ahí puedan centrar sobre el área contraria para que los delanteros del propio equipo intenten el remate sobre la portería contraria.

7- Como ya se vio al principio, el fútbol es un deporte colectivo, no se debe intentar siempre hacer jugadas individuales cuando hay mejores opciones, siempre que se pueda hay que apoyarse en los compañeros, utilizar el pase, busca paredes, realiza triangulaciones, recordando que en fútbol existe una norma muy clara que dice: "El dribling es inútil cuando el pase es posible".

8- Lo dicho anteriormente no quiere decir que nunca se realicen jugadas de forma individual, eso también se debe intentar sin miedo, con confianza y con seguridad sobre todo si el futbolista tiene unas condiciones técnicas que se lo permitan, pero siempre buscando el beneficio del equipo y no el lucimiento personal y sabiendo en todo momento cuales son las situaciones apropiadas para realizar las jugadas durante el desarrollo de un partido.

9- Hay que procurar orientarse bien en el campo durante los partidos, sabiendo la posición que se ocupa y la que ocupan tanto los compañeros como los contrarios. Hay que tener un visión correcta del terreno de juego y recordar siempre que no sólo se interviene en el partido cuando uno tiene el balón, también se ha de jugar cuando no se tiene, que es lo más difícil.

10- Los partidos duran hasta que el árbitro pite el final, así pues, hay que mantenerse atento en todo momento, no relajarse ni estar excesivamente confiando cuando nuestro equipo vaya ganando, sobre todo si es por una corta ventaja, ya que en cualquier momento el contrario puede marcar un gol.

11- Hay que intentar emplearse siempre a fondo en los partidos. No rendirse nunca, ni desmoralizarse si algo sale mal. Hay que mostrarse siempre combativo, y además hay que procurar animar y ayudar a los compañeros y nunca reñir con ellos. Saber atacar y saber defender según el desarrollo del juego lo requiera y mantener siempre una mentalidad positiva durante el partido. Los entrenadores siempre valorarán enormemente esas actitudes.

12- Hay que procurar en todo momento jugar "limpio", pero tener cuidado con aquellos contrarios que no lo hagan pues el riesgo de que uno se lesione es mayor y hay que prestar mucha atención para no caer nunca en la trampa de entrar en el juego "sucio" que pueda emplear un rival respondiendo de la misma forma.

Paco Arias.

Entrenador Nacional de Fútbol. Enero 2.010.

www.futboltrainer.com

 
 
 

¿El fracaso. Mito o realidad?

El afamado psicólogo americano Wayne W.Dyer autor de libros de gran difusión tan conocidos como “Tus zonas erróneas” ó “Diez secretos para el éxito y la paz interior”, dice que el fracaso es sólo una ilusión y pienso realmente que está en lo cierto.

Veamos un ejemplo con el fútbol. Si un jugador durante un partido tira a puerta tratando de conseguir un gol pero el balón se va a la grada y por ese fallo no se logra ganar, se puede pensar que eso es un fracaso y más si el partido es de vital importancia, pero analizando las cosas con frialdad simplemente se podría decir que es un hecho que ha producido un resultado, no un fracaso.

Se puede fallar un gol a puerta vacía, pero por muy llamativo que haya sido ese fallo nunca se debe de analizar en términos de fracaso, por que eso siempre va a condicionar las acciones posteriores que se vayan a realizar . Siempre hay que volver a intentarlo de nuevo y olvidarse del error anterior.

Volviendo a Wayne W.Dyer, dice que el fracaso es solamente una valoración y una cuestión de opinión, por lo tanto y en concreto en el fútbol, y esto vale para jugadores y entrenadores, no nos dejemos llevar por las valoraciones que realicen los demás. Que nadie nos haga creer que hemos fracasado en algo cuando un fallo simplemente es el resultado de una acción que hemos realizado y que siempre tendremos la oportunidad de volver a ejecutar correctamente, otra cosa es la importancia que queramos darle.

En muchas ocasiones no son los demás y es uno mismo el que se predispone a lo que creemos que es un fracaso, por eso hay que evitar en todo momento esos pensamientos negativos que nos encaminan directamente a que las cosas salgan mal por que producen ansiedad y depresión y eso nos condiciona enormemente.

Es el ego en estos casos un mal aliado por que nos atemoriza la idea de que digan de uno que es un fracasado y esa vergüenza puede con nosotros por que nos provoca angustia sólo de pensar que uno no va a estar a la altura de las circunstancias y esto en el terreno deportivo se da continuamente.

Si tomamos como referencia a los futbolistas existen determinados pensamientos que llamaríamos irracionales que les acompañan antes de un partido y que se deberían de reemplazar por otros más positivos para evitar esa sensación de fracaso.

Antes del partido:

Ejemplo “A”: “Un futbolista quiere realizar un gran partido para que el entrenador quede satisfecho con su rendimiento, de lo contrario piensa que si su juego no ha sido lo suficientemente bueno, no va a volver a jugar de titular el próximo partido”.

Pensamiento +: “El futbolista piensa en jugar el partido lo mejor posible y si le salen las cosas mal siempre volverá a tener otra oportunidad de volver a jugar de titular y seguro que las cosas le saldrán mejor”.

Después del partido:

Ejemplo “B”. “El futbolista piensa que debería de haber entrenado mejor antes de jugar el partido, cree que ha hecho el ridículo, se lamenta de haberse esforzado poco en los entrenamientos y se siente culpable de la derrota de su equipo”.

Pensamiento +: “Voy a trabajar más y mejor en los entrenamientos para estar a tope en el próximo partido, se que lo puedo hacer mucho mejor y tanto las victorias como las derrotas son un trabajo de todo el equipo”.

Para terminar, me gustaría decir que es muy importante cuando se producen malos resultados ó se cometen errores que se juzguen siempre los hechos con frialdad y que se procuren eliminar términos absolutistas y drásticos que se suelen dar en el deporte como expresiones de “este es un partido a vida ó muerte” ó “nunca volveremos a tener otra oportunidad”, eso solamente sirve para añadir una dosis de presión “extra” que no beneficia en nada.

Paco Arias.

Entrenador Nacional de Fútbol. Enero 2.010.

www.futboltrainer.com

 
 
 

¿Todos saben más que el Entrenador?

En el mundo del fútbol ocurren cosas muy curiosas que seguro no suceden en otras profesiones. No veo a un camillero diciéndole a un cirujano por donde tiene que meter el bisturí en una operación. No me imagino a un albañil discutiendo con el arquitecto sobre la estructura de hormigón que debe de llevar el edificio que se está contrayendo y más simple todavía, no se me ocurre decirle a un carpintero como debe de coger el martillo para clavar un clavo. En el fútbol, es diferente, "Todos saben más que el entrenador", bueno, eso se creen los ignorantes que así lo piensan.

¿Por qué digo todo esto?, muy sencillo, hay muchos periodistas, directivos y aficionados en general que creen saber tanto de fútbol que se consideran mucho más capacitados que los entrenadores para hacer el trabajo que estos realizan.

¿Es que el entrenador no se equivoca nunca?, pues claro, es un ser humano pero sabe más de su trabajo que el periodista, que el directivo y que le aficionado juntos. Otra cosa es que haya entrenadores de varias clases: muy buenos, buenos, regulares, malos y muy malos, pero como en todas las profesiones, ya que un título no quiere decir que quien lo posea sea un sabio que está por encima del bien y del mal.

No todos consiguen los títulos de la misma forma ni con el mismo nivel de conocimientos, ni a todos se les exigen el mismo número de horas para superar una serie de asignaturas, no todos se actualizan, se perfeccionan y se reciclan para estar a la altura de las exigencias cada vez más altas que el progreso y las nuevas generaciones demandan y eso al igual que en otras actividades sucede en el fútbol. Y por desgracia no todos tienen las mismas oportunidades por que si has sido futbolista "famoso" sigue siendo determinante para que te den una oportunidad para ser entrenador, por lo menos cuando empiezas. Luego vemos lo que vemos, algunos con el carné "recién salido del horno" en un curso de poco más de "un fin de semana" dirigiendo a un equipo de primera y al final, pasa lo que tiene que pasar, pero no es el objetivo de este escrito dar nombres ni meterse con nadie, al final el entrenador bueno siempre sale adelante, haya sido futbolista de primera, un simple jugador de categoría regional ó un técnico que empezó a ejercer desde muy joven en el equipo de su barrio.

Lo que si quiero recalcar es que al entrenador se le "debe de respetar más" en este país y sobre todo cuando tiene un historial tras de sí que lo avala. No se puede consentir que alguien que gane la liga en junio ya no "tenga ni idea" en octubre por que perdió tres partidos seguidos.

Tomemos el ejemplo de los ingleses, que para eso inventaron el fútbol, ellos si que valoran el trabajo de los entrenadores, por eso no es raro ver que el mismo inquilino se mantenga en el banquillo de un equipo 5, 10 ó 20 años, eso en España sería una utopía hoy en día.

Para finalizar, para todos aquellos que estando metidos en el mundo del fútbol se sientan entrenadores pero que no lo son, les aconsejo que elijan entre una enorme cantidad de juegos que hay para el ordenador, con los que en un momento te conviertes en mister, manager, director deportivo y todo lo que tu quieras de un equipo, puedes comprar y vender jugadores, hacer las alineaciones, elegir el sistema de juego que más te guste incluso ejercer de presidente, echar al entrenador y ponerte tú mismo, así de fácil. Lo recomiendo".

Paco Arias.

Entrenador Nacional de Fútbol. Enero 2.010.

www.futboltrainer.com

 
 
 

Entrenador de Fútbol. Formación Permanente

Es muy importante para aquellos chicos que les entusiasme el fútbol y tengan ilusión por llegar algún día a ser entrenadores que tengan desde ya unos enormes deseos de aprender y de adquirir nuevos conocimientos para conocer poco a poco lo que es el complicado trabajo de un entrenador de fútbol de cualquier categoría.

Quien pretenda llegar a ser un técnico competente cuya intención sea llegar algún día al máximo nivel tiene que tener una idea clara metida en su cabeza: La formación continua y permanente que le permitirá estar siempre aprendiendo.

En el caso de los jóvenes que empiezan su actividad y se inician desde abajo trabajando con las categorías de base es fundamental que tengan muy claro cual es el objetivo del camino a seguir en el aprendizaje para comenzar su formación:

1-Deberán de aprender a conocer a los jugadores con los que han de trabajar. En el caso de hacerlo con niños habrán de tener en cuenta la edad que tienen y cuales con los entrenamientos más aconsejables tanto en el aspecto físico, técnico, táctico y psicológico.

2-Tendrán que saber relacionarse y convivir con los padres de sus futbolistas y con los directivos del club en el que desarrollan su actividad.

3-Han de conocer los secretos de su profesión y como deben de realizar el trabajo propio del entrenador en todos los aspectos y al mismo tiempo saber las cualidades que hacen falta para dirigir a un equipo.

Buscando alternativas diferentes a la formación oficial y a otras de carácter privado y siempre con la pretensión de ofrecer distintas opciones de aprendizaje, el proyecto formativo Fútbol Trainer quiere dirigirse a todos los jóvenes entrenadores principiantes o no tan jóvenes que debutan como técnicos dentro del complicado mundo del fútbol, de cualquier categoría, desde benjamines a profesionales.

Esta iniciativa no pretende de ninguna manera sustituir ni competir con los cursos que los distintos organismos como la Real Federación Española de Fútbol, Escuelas del Deporte y otras entidades oficiales imparten cada temporada en sus diversos niveles y titulaciones.

No es ese el objetivo de Fútbol Trainer, más bien, la idea está enfocada a que las acciones formativas que se realizan desde este proyecto sirvan de complemento a otras enseñanzas más especificas. Se pretende que los entrenadores que empiezan dispongan de una formación más amplia y que conozcan el fútbol y sus entresijos desde otros puntos de vista diferentes basados sobre todo en la práctica y en la experiencia de otros entrenadores.

El saber no ocupa lugar y todos pueden aportar su gota de conocimiento en el inmenso mar que es el mundo del fútbol y que este sirva para aportar y trasmitir a otros sus enseñanzas.

Para finalizar la recomendación que hacemos desde aquí a todos los entrenadores que están empezando es que con independencia de cuales sean sus objetivos particulares y de que todos tengan la sana intención de llegar lo más arriba posible, lo más importante es conseguir ser un buen entrenador, sea en el campo profesional, aficionado o de base y para eso hace falta además de mucha ilusión y sacrificio, un gran arsenal de conocimientos y el inconformismo del que nunca esta satisfecho con lo que sabe y busca permanentemente adquirir nuevos conocimientos.

Paco Arias.

Entrenador Nacional de Fútbol. Enero 2.010.

www.futboltrainer.com

 
 
Página 1 de 1. Total : 4 Artículos.